LUCES, CÁMARA AND STRIKE A POSE: El detrás de cámara en una editorial de moda

Todo estaba cuadrado, nuestro maquillador ya estaba dando los últimos retoques al hermoso rostro francés de Floriane, la modelo musa para esta editorial.

Diana y Daniela, como las tezas directoras de arte que son, armaron telas, luces, cintas por un lado, nodrizas en otro, unas escenas en interiores y unas en exteriores, nerviosas por el clima, pero determinadas a usar todo el ingenio para crear la ilusión de nuestra historia.

Daniel y Mario, miraban el reloj, ansiosos de seguir el programa establecido, con ganas de explotar la bella historia que creamos para este proyecto y, ante todo, tener un hermoso registro de Floriane, porque sencillamente es hermosa; lo más bello de ella, es su carisma, esa actitud a disfrutar, a colaborar y a seguir las dirección que le damos desde las sombras, para lograr las tomas deseadas.

thumb_DSC_0902_1024

IMG_2704

La fotografía de moda es la bella expresión del estilo, inspiración, identidad y principalmente de un momento en la historia y en la vida del diseñador y como no, del vestido o traje, al fin y al cabo, es el actor principal, el modelo a destacar y ser objeto de deseo en la toma.

Ya sea muy al estilo del que se considera el primer fotógrafo de moda y el precursor del estilismo, el Baron Adolph de meyer y su primera aparición en VOUGE Un poco más intrépido, como Cecil Beaton y su iluminación característica;  el consentido de Chanel por más de treinta años, Horst P. Horst, la fotografía de moda es un estilo, es una expresión que ha consagrado momentos únicos  que se han quedado en la memoria de la humanidad por la belleza dibujada con luz.

Pero, qué sería de un vestido o un fotógrafo sin enamorarse de una modelo, de esa musa que ven encuadradas en todos sus proyectos, el mejor ejemplo es la inmortal Dovima, de Richard Avedom, la única e inigualable mujer en un vestido negro de Dior, entre dos elefantes ,sutil, bella, esbelta e inigualable, fue inmortalizada un sin fin de veces por el estadounidense que se convirtió en referencia de su trabajo como fotógrafo y de su visión estética para la moda y el diseño.

Ahora, viendo a nuestra querida Floriane, entiendo como se pueden aferrar tanto a una modelo, a un cuerpo, a unos ojos, al movimiento con cada toma, a una expresión.
La fotografía de moda se centra en el estilismo, el vestido, el diseñador y el concepto, pero deja mucho por fuera, como las charlas íntimas entre quien maquilla, peina y organiza la escenografía, el interés por conocer y tener a la modelo cómoda.


Cuando todo terminó, cuando ya la lluvia pasó, cuando la historia se completo y terminamos las tomas… que mejor recuerdo que una foto de todo el equipo, apurados, corrimos a desmontar, apagar los equipos de iluminación, entregar trípodes, luces, softbox y difuminadores, pero, más importante aún, ver a nuestra francesa, feliz, contenta, cansada de una jornada bajo las luces, entaconada y producida.  Agradecida de la comunicación y las atenciones prestadas a su bienestar y comodidad y ante todo feliz de volver a sus tenis.

Yo, por mi parte, como aprendiz, no podía encontrar palabras para agradecerles a todos esa experiencia, ese aprendizaje, esa visión de un mundo mágico, de imágenes, momentos y mucho glamour.

Una vez la chica Material dijo: “La gente pensaba que un día se despertarán y yo ya no estaría allí, pero se equivocaban… nunca me iré.” y tiene toda la razón, porque algo que nos enseñó sencillamente perdurará entre todos, así que al unísono digamos:

Ladies with an attitude
Fellows that were in the mood
Don’t just stand there, let’s get to it
Strike a pose, there’s nothing to it

Vogue, vogue

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografía destacada, primera y tercera fotografía en presentación por: Daniel Giraldo.

fe_autores-03

Anuncios